Visitantes del Cabaret

martes, 28 de octubre de 2014

Toca un descanso...


No me voy, no desaparezco, no os abandono... simplemente necesito un descanso reparador para regresar con nuevas ideas, nuevos conceptos y trabajar en algún proyecto que con el tiempo podréis en este cabaret. 

miércoles, 15 de octubre de 2014

Saberlo todo

"¿Y quieres que nadie sepa que hemos intercambiado nuestros cuerpos? Me parece bien... no tengo ni idea porqué tienes interés en hacerlo... Yo mataría por tener un cuerpo como el tuyo... ¡Me vuelven loco los pechos tan enormes!. Yo ya te he contado todo sobre mi vida, ahora te toca a ti. ¡Quiero saberlo todo sobre la mujer de éxito en la que me he convertido durante la próxima semana!"


Juan Carlos, un rico heredero, iba a llevarse toda una sorpresa al quedarse atrapado en el cuerpo de Marta. La que él pensaba que era una ejecutiva soltera y de éxito era en realidad una stripper casada con un celoso matón de la mafia rusa. Y el intercambio de cuerpos para aquel fin de semana, iba a convertirse en permanente... aunque después de unos meses, la nueva 'Marta' no cambiaría su vida por la de nadie. 

sábado, 4 de octubre de 2014

No puede enterarse

Silvia, de verdad, no te preocupes. Nadie descubrirá que yo no soy tú ni que tú eres yo. Disfruta de ese viaje, cariño. Sé que siempre quisiste conocer Cuba, por eso, cuando mi empresa me recompensó con ese viaje, pensé que tú lo disfrutarías más que yo. 


Sí, claro que el medallón de la abuela está a salvo. Tú diviértete 'Arnold', que tu 'mujercita' está muy ocupada yendo de compras y quedando con... sus amigas... en serio, pásalo muy bien y cómprame algo bonito de regalo.


¿Cómo? ¿Si tus amigas sospechan algo...? Pues no lo creo, pero tampoco es que esté siempre con ellas. Cuidar de la casa me tiene muy ocupado... ir a la compra, al gimnasio... No sé como eres capaz de poder con todo.


Sí, por eso descuida, George está siempre pendiente de mí... al fin y al cabo es mi mejor amigo, ¿no?. Si él no supiera la verdad no podríamos haberlo hecho. De hecho está aquí ahora y te manda saludos... vamos a ver el partido... y he encargado algo para comer...


¿Qué tal tú con Emma? ¿A qué es una chica simpática...? Espero que así al menos me creas cuando te digo que es una buena secretaria y que yo nunca tendría nada con ella... simplemente no es mi tipo...


¿Unas reuniones de última hora? ¿No regresaras hasta el lunes que viene? ¡Vaya, espero que me estés dejando en buen lugar! En serio, lo que te he dicho, no te preocupes ni un momento por mí. ¡Oye te dejo, que empieza el partido! ¡Yo también te quiero y te echo de menos 'Arnold'! ¡Besos!


Ya está. No volverá hasta la próxima semana,.. Y ahora dime. ¿Qué más cosas quieres que te haga tu 'Silvia'? ¡Aún tenemos tiempo antes de que comience el fútbol! ¿Eh? ¡Pero no se lo cuentes a mi marido... jijiji... ya sabes que es tu mejor amigo!


Durante el resto del año, Silvia y Arnold siguieron pasando cada vez más tiempo en el cuerpo del otro, y acabaron por confesar que ella, en el cuerpo de él, había iniciado una relación con su secretaria, y que él, en el cuerpo de ella, se había enamorado de su mejor amigo. Ambos decidieron divorciarse y seguir en los cuerpos que les habían dado la felicidad... en el del otro.